domingo, enero 02, 2011

Verdad sorprendente

cuando despiertan mis sentidos sin que la luz salga,

inicio de día palpitante

arrullado en delicadas caricias.



Expresión de sueño: el rostro recostado que acompaña

descansando la noche jadeante, un beso palpitante ocurre.

Arrójame del arrojo del que nos hemos desposeído.

Impido tu presencia repentina en noctantes momentos.

Innegable que sueño.



Separo de ti mi proyecto día luego de amarte:

noche que mi cuerpo aclara de mis labios el silencio.

Te amo. Lo digo a tiempo: yéndote.



Regreso con la mercancía que abandone en mi cuarto

cuando vendí mi cuerpo en tu piel negada.



Túrname la sonidera mentira que embelesa la calma.

Hemos prometido negar la continuidad de nuestras aguas.

No hay comentarios: