miércoles, junio 22, 2016

Pronunciamiento Poesía y Trayecto ante los asesinatos recientes Oaxaca y la nación mexicana en general.

Somos la familia Poesía y Trayecto. Creemos que no hay lugar donde la poesía no pueda ocurrir, creemos en la lucha por un libre acceso a la educación, creemos en la solución de conflictos de crítica y reflexiva, creemos, creemos… Sabemos de los hermanos asesinados, sabemos de la mano que apuntó y tiró a matar, del pecho, brazos, piernas que recibieron balas, del puño, de la piedra. Sabemos dolor y de rabia, sabemos que somos parte del escenario en el que hemos naturalizado las masacres, la intransigencia, la impunidad… Porque es increíble que exista la crueldad pero más increíble aún que se den las condiciones para que esta se manifieste de forma tan voraz y en manos de nuestros hermanos. Porque nos hemos acostumbrado a escribir en tercera persona para no darnos cuenta que la sangre corre de nuestro verbo, como es verbo y carne quien ha perecido luchando por su palabra, palabra manifestación de vida y creación, de florecimiento interrumpido.

En Poesía y Trayecto repudiamos los acontecimientos que enmarcan nuestros días, los asesinatos y agresiones contra nuestros compañeros hermanos de la CNTE, contra los normalistas, contra los indígenas, contra todos los que resulten afectados por un régimen imperialista fundamentado en el hambre de sus esclavos, que son quienes portan las armas y asesinan con la ceguera que genera el desasosiego, la desesperanza. Y no nos justifica el cansancio, ni la bruma, ni las nuevas generaciones, ni el miedo... porque Andrés Aguilar, Yalid Jiménez, Oscar Santiago, Jesús Cadena, Anselmo Cruz y Elpidio Ramos, y contando,  también estaban cansados, abrumados, con hijos y con miedo, pero con dignidad y conciencia de la trascendencia de sus acciones,  luchando con sus cuerpos. Luchando con sus cuerpos no con la dislocación propia del simple insulto a la “autoridad”, abstracción demasiado cómoda para quienes estamos acostumbrados a crear monstruos para no enfrentar los propios.

Somos una asociación civil, un colectivo de arte,una familia, unos amigos, unas personas, que luchamos por una educación libre y autónoma, que sabemos no cabe en un país donde se trastoca las condiciones más básicas de bienestar para las personas. Esa es la lucha, el fin y el camino… nos educamos mientras nos indignamos, mientras lloramos las pérdidas y aprendemos a tener rabia, porque, incluso aunque queremos ignorarlo, sabemos que el asesinato de hermanos que luchan por condiciones mejores es para todos despreciable.  

Somos personas con espuma en la boca, que sabemos ladrar y morder cuando lastiman a nuestra jauría. Somos nuestra jauría ¿Quiénes nos separaron tanto que somos capaces de matar por las ideas, por intereses que no son nuestros sino de nadie? No somos nadie. Somos nosotros. Somos nosotros. Somos nosotros liquidados. Somos nosotros atravesados. Somos nosotros luchando por una educación crítica. Somos nosotros llorando. Somos nosotros sepultando a nuestra madre asesinada, a nuestro hijo baleado. Somos nosotros buscando a los desaparecidos. Somos nosotros los huesos en las fosas comunes. Somos nosotros apuntando la pistola porque tenemos hambre o sueño. Somos nosotros los que deciden dejar de callar. Somos nosotros los que no se tapan los oídos ante las balas a ver si nos explota el tímpano y comenzamos a escuchar los gritos de libertad. Somos nosotros los que voltean y obedecen a su corazón y no a la orden inhumana. Somos nosotros.

Miércoles 2 de junio de 2016


No hay comentarios: